Reseñas

Paola Navarrete Verde Fugaz

/ 19 julio, 2018

Para su segundo disco, Paola Navarrete cambia la guitarra acústica y las melodías por texturas más densas.

Para su segundo trabajo discográfico, Paola Navarrete evoluciona sin perder su esencia y se mantiene curiosa, soñadora pero más que nada honesta y reflexiva. Los 10 temas que componen Verde Fugaz son diez historias sobre la vida y el amor en varias formas. También son declaraciones de una artista que se conoce cada vez más a sí misma y nos deja a nosotros hacerlo con ella a través de un sonido un poco más complejo.

Lo orgánico que caracterizó al primer disco de Paola, Ficción, mutó en algo más moderno que aborda el pop desde otra perspectiva. La guitarra acústica y las melodías se transformaron en texturas más densas. Por otro lado, la particular voz de la guayaquileña destaca en toda pieza, acompañada por sintetizadores que esta vez toman un poco más de protagonismo.

El tema que abre el disco, “A lo que vinimos” funciona como la  carta de presentación perfecta. Cuando canta ‘‘Como guardas la curiosidad y no te aferras a lo de antes’’, lo podemos interpretar como una máxima para muchas cosas, incluyendo para su música. El explosivo coro de este primer tema termina de sentenciar la evolución de la cantante. Lo hace con la intensidad como mostrándonos que Verde Fugaz nació de una versión 2.0 de Paola.

“Por ti” es una de las baladas más atractivas del disco. La voz de Paola crea melodías que se pasean sobre unos teclados y un tambor. Un momento casi angelical, una canción de cuna que proyectos como Fleet Foxes o Bon Iver quisieran imitar. Le sigue mi tema preferido del disco, “Esperar” y abre paso a la quinta canción, descrita por la cantante como una de sus favoritas del álbum. “Boom” empieza acaso con un guiño que podría ser reconocido por cualquier fan de Radiohead.

La segunda mitad del disco puede sentirse un poco más diluida en una primera instancia, pero la segunda placa de Paola Navarrete nunca pierde del todo su atractivo y los temas más tranquilos sobresalen por esa misma razón; logran bajar las revoluciones.

Las sensaciones que crea este disco son siempre intensas, ya sea con aportes de adrenalina o relajación. Puedes encontrarte haciendo un headbanging o poner algunos temas solo para relajarte y descansar. Verde Fugaz es un disco que se vive a flor de piel. Coros pegadizos, una voz firme y música repleta de referencias de varios lados: Paola encontró un sonido pulcro y propio, que en vivo se desplaza bastante bien.

El tema que le da el nombre al disco, ubicado tres canciones antes del final, retoma la vitalidad y deja el terreno listo para los dos restantes. “Desde hace un tiempo” y “Éramos” comparten la vibra y cuadran muy bien para acabar un pequeño viaje donde nos apropiamos de los sentimientos de la cantante, los hacemos nuestros ayudados por los climas que su orquestación crea.

Verde Fugaz sale en el contexto de un año cargado de excelentes lanzamientos en Ecuador, y comparándolo con pares del continente, no se queda atrás. Paola logró mejor que nunca transmitir sus propios miedos y certezas, encontrando un universo de sonidos nuevos que le dejan el camino libre para que su proyecto tome la forma que desee. Adivino más versatilidad y exploración como secuela de esta producción, y espero no pierda ese tono juguetón, casi inocente que se refleja en todo su repertorio.

Escucha el álbum a continuación: