Reseñas

Lolabúm Tristes Trópicos

/ 24 julio, 2018

La banda lleva su música a otro nivel. Uno en el que convive la baja fidelidad con los samples, los experimentos y la ropa colgada al sol.

Hay un trabalenguas que no he podido dejar de corear en mi cabeza en la última semana y dice así: “Tristes trópicos, tristes tigres, tragan trípticos en sus trópicos. Tristes tráficos tragan tigres, y en sus trípticos, tristes trapos”. Esas letras sin profundidad son parte de “Tristes Trípticos”, canción que contiene el nombre del más reciente disco de la banda Lolabúm. Un álbum de 15 canciones que entretiene y demuestra que la banda llegó a una era de samples y de experimentación con maquinitas.

Parecería que su vocalista Pedro Bonfim aplicó nuevamente su característica fórmula para hacer hits: letras sin mucho sentido sazonadas con melodías que giran en una espiral repetitiva. Algo que hace que las canciones sean extremadamente contagiosas y virales. En Tristes Trópicos escuchamos esa fórmula pero elevada y mejorada. Se nota el estudio, el análisis, la dedicación. Pero también lo lo-fi, con partes grabadas en un celular en la habitación de Pedro. Una vez que lo escuchamos, nos envuelve y nos deja picados, con ganas de aplastar replay. Sobre todo en canciones como “Miedo”, “Noticias” e “Insistencia”. Esta última habla de cosas cotidianas como colgar la ropa al sol; poros que se abren y que son pequeños, como los problemas; romper cables como promesas y ¿Coca Cola?. A la vez despierta melancolía, como cuando Bonfim canta “y mis amigos me olvidarán”. Estas letras, al inicio de la canción, llegan acompañadas de una guitarra que le da un sabor nostálgico.

“Miedo”, por otro lado, es más introspectiva. A pesar de hablar de una sensación tan oscura, pero tan común, la canción es colorida y casi satírica. No hay nada mejor que reírse de los miedos absurdos que todos tenemos para superarlos.

220v musica

La acogida del disco se hizo súper visible en redes sociales y se viralizó orgánicamente. Músicos como Felipe Lizarzaburu, de La Máquina Camaleón, y Lucca Bocci compartieron historias coreando sus canciones favoritas. Lolabúm se siente como la banda de la gente, tan querida por el público joven y entre músicos. No por eso se puede pasar por alto la monotonía sonora que llega a la mitad del disco. Parecería que la banda se enamoró de las canciones que grabó para el disco y las incluyó a todas. Esto hace que, a ratos, se pierda el hilo conductor del álbum. Una podadita no le hubiese caído mal. En todo caso, es un disco que divierte y contagia, y se sostiene por los hits que suben los ánimos y rompen la linealidad.

Tristes Trópicos llegó a la lista “Los 50 más Virales Ecuador”, de Spotify Latinoamérica, a escasas horas después de su lanzamiento, que fue el pasado 13 de julio. Su sello discográfico es PoliMusic, casa de artistas como Paola Navarrete, Cometa Sucre y Tripulación de Osos. Fue grabado en el estudio del sello en Guayaquil, y también en el estudio de Felipe Andino. La masterización estuvo a cargo de Xavier Muller, que trabajó también con La Máquina Camaleón en Amarilla.

Escucha el disco completo aquí: