La Escena

HIATO y sus beats, dos razones para apostarle al synthwave ecuatoriano

/ 27 marzo, 2019

A propósito de “Aparte”, último lanzamiento de HIATO, consideramos que es hora de que te expliquemos por qué la onda synthwave de este dúo es propicia para alimentar nuestros oídos con nuevas sensaciones.

Salir de la ausencia y hablarle a la audiencia es el objetivo del dúo. Así le hacen una literata y un productor audiovisual para convencer sin letras; con esencia techno de los dos mil. A puro synthwave.

¿Qué es HIATO?

No, hoy no es esa regla gramatical que te enseñaron en tu clase de literatura del colegio.

HIATO es el dúo guayaquileño entre María Beatriz Crespo (Bea) y David Rojas; que etimológicamente, en palabras de Beatriz, es “una dualidad (dos vocales juntas pero que pertenecen a distintas sílabas). Y de ese ‘hiatus’ que me tomé en el intermedio del colegio y la universidad. De todo eso, resultó un nombre perfecto para una banda de dos personas, especialmente para una pareja que se unió por la música”.

Desde octubre del 2015 han compuesto su música que reúnen en dos producciones. En ese año lanzaron un EP (HIATO) y el anterior año estrenaron su primer álbum (Línea Coral). La agrupación, que además comparte una relación sentimental, se presenta desde el 2015 en pequeños y grandes sets. Cuenca, ha sido su segunda casa, donde fueron “descubiertos” por otra banda de synthwave, 1982 (diecinueve ochenta y dos), para presentar su EP en 2016 en el “¡Hola y chao!” de República Sur. A partir de esa presentación, tuvieron oportunidad de integrar el cartel de El Descanso de 2017, para tocar en el segundo escenario del festival.

Su pasado hasta el synthwave

Su presente se deriva de pasados que los reunieron a ambos en otros proyectos, en otros planes. David, antes de entrar al ruedo en este proyecto, era baterista de De Pelucas, banda innata de Guayaquil. Para eso, ya había sacado en 2014 un disco con Indie Gente -que sólo existe en bandcamp-, y fue algo así como la primera piedra de El General Villamil.

En otro pasado está Beatriz, que a sus 15 años tuvo una banda, Du Resett, y era sólo de mujeres. “Pero fue bastante fugaz, duró quizá un año y medio y nunca alcanzamos a registrar nada”, comenta.

Luego de De Pelucas vino la etapa en la que David fundó su sello La Casa del Gato Records, el cual serviría para lanzar el primer EP del dúo. El homónimo HIATO resume la esencia de ambos integrantes, actualmente de 22 años.

El disco reúne beats y momentos de bajo con sintetizadores muy inspirados en la idea de un rave interplanetario. Estas ideas de ficción y robótica en sus canciones se descifran luego, en el primer LP del dúo. Con el soporte de videoclips, fueron definiendo el discurso básico de toda su trama musical.

Acá no hay necesidad de una letra para introducirse en las mentes de la gente y mensajear a los terrícolas sobre temas como: la ocupación, la vida en otros planetas o el amor. Para esta consecución del discurso, usan subtítulos en sus canciones, que en medida de lo adaptable, suelen ser fragmentos de libros o ideas provenientes de Bea.

Chao transparencia

Con la exposición de “Aparte” en YouTube, HIATO abre un nuevo camino. Bea afirma que con esto deja de lado ese anonimato que el dúo ha ido construyendo. “Al ser instrumental no existe realmente un toque humano con el cual relacionarse más explícitamente”, dice acerca del cambio de estación musical.

Este último sencillo, que promete ser el avance de nuevo material para el 2019, reúne por primera vez una historia cantada con letras.

Con esta decisión nos deja ver, en palabras de Beatriz, “una nueva forma de presentarme como Bea, y ya no tanto como los personajes ficticios de ‘Escala’ o ‘Asyntota’”.

Versos como “dices que toda vida, sostiene una poesía, quizá si existen cosas que siempre llevas dentro” repasan las nuevas intenciones líricas del dúo, que paso a paso se convierte en un proyecto personal de Bea. Al menos en “Aparte”, pues no descarta la idea que en el futuro el proyecto tenga un manejo de banda.

Reproducir vídeo

El synthwave es todavía un objeto extraño en Ecuador. Pero podría pasar de “estar muriendo” a “recién nacer” con proyectos como el de Bea y David. Beatriz menciona de entre sus recuerdos, a la canción synthwaveAcapulco 2050”, de Andrés Arteaga, pero su idea musical dejó de existir. De ella sólo quedó su línea inspiradora.

Así mismo menciona a 1982 (diecinueve ochenta y dos), que para la guayaquileña son los máximos representantes del género en el país. Claro que ellos van y vienen entre Cuenca y Estados Unidos y su última tocada en Ecuador fue el 3 de marzo del 2018, hace ya un año. Entonces, la esperanza del synthwave, definitivamente, queda en HIATO.

Aquí te dejamos unas ayuditas en forma de links para descubrir a HIATO

.