Entrevistas

De la barrial a la Sudamericana: una charla con 'el Che' de La Vagancia

/ 8 diciembre, 2019

Han grabado con Los Auténticos Decadentes en el ex estudio de Fito Páez y los teloneó Luis Fonsi en la final de la Copa Sudamericana. Son de barrio y estadio, un lujo de banda que ya lleva 12 años de vida.

Es el primero de mayo del 2007 en la Plaza San Francisco, un grupo de ‘vagos’ se reúne en el día del trabajador para el primer show de La Vagancia, una excusa de banda salida de la pasión por la cumbia villera y el chisme de las vecinas en el barrio La Rumiñahui. David Hinojosa -quien a partir de ahora será ‘El Che’- recuerda cada nervio que salía desde los ensayos en 2005 dentro del barrio, sin embargo, cuadra la tranquilidad en que “La Vagancia se hizo entre panas del barrio y amigos desde pequeños”, era entonces, como dice el frontman de ‘los vagos’: “una banda de barrio”.

La Vagancia
La Vagancia en sus primeros años de trayectoria. Foto: Últimas Noticias.

En ese entonces eran seis integrantes, una alineación que duraría cuatro años, ahora son 11. Para ese tiempo tocaban en plazoletas, barrios, cumpleaños y colegios. Ahora lo siguen haciendo, sólo que hace menos de un mes la historia los ubicó frente a 45.000 personas, que no eran estrictamente sus fans. Fue en la final de la Copa Sudamericana, donde por coincidencias, que todavía no cuajan en la mente del grupo, Independiente del Valle jugó -y ganó- el certamen continental, dándole la oportunidad al grupo de La Rumiñahui de compartir la ceremonia de clausura junto a Luis Fonsi y el grupo argentino Los Palmeras.  12 días antes tocaban en una boda y 14 días después de la final hacían un show en plena calle de Latacunga en la Mama Negra.

De vagos tienen el nombre, porque tocan cuando sea, donde sea y como sea.

‘El Che’ habló con nosotros unas semanas después del show en Asunción, en la sala de su casa, muy al norte de Quito, donde no llegan los buses y el UBER se pierde por el laberinto entre calles. Adelanta un nuevo disco, producido nuevamente por Los Auténticos Decadentes y nos recomienda como no perder la cabeza a pesar de lo sucedido en tan poco tiempo.

La Vagancia
David Hinojosa 'El Che' junto a 'La Vagabunda', su combi de viajes. Fotos: Adrián Gusqui.

¿Tenías un pronóstico para la final?

La verdad es que casi se da. Yo les decía a todos desde que salimos de acá: “Independiente gana 2 a 1”. Aposté y lo firmé, gana 2 a 1. (Independiente ganó 3 a 1).

¿Con quién apostaste?

¡Con Los Palmeras! (se ríe), con quienes hubo un poco de roce por la calentura del fútbol. Yo les aposté a los señores. Ellos nos venían bardeando, acá se dice ‘nos venían cargoseando’. Todo el viaje, todos los ensayos nos venían cargoseando a nosotros porque ellos ya se daban por campeones. La prensa hablaba mucho de la hinchada visitante, de los 45.000 hinchas de Colón, de que prácticamente Colón era local. Hasta el papel picado era color rojo y negro, que lo cambiaron 20 minutos antes para que sea blanco y neutral para el agasajo del campeón. Entonces nosotros les decíamos (a Los Palmeras): “bueno muchachos, hagamos una cosa, cuando termine el partido yo les invito al festejo”. Y los manes venían cargoseándome. Entonces les dije otra cosa: “si el Independiente del Valle gana, ustedes cantan la canción ‘Yo soy Independiente’, la suben y nos la pasan y si gana Colón nosotros hacemos la del Sabalero”. Quedamos en la apuesta, la cortamos y todavía estamos esperando que la cumplan. No pusimos fecha límite, pero ya les voy a enviar un ‘whatsappito para que ver que tal están de tiempos.

La Vagancia
La Vagancia tiene -clandestinamente- 14 años de vida. Aunque su primer show oficial fue hace 12 años. Fotos: Adrián Gusqui.

¿Cuánto importó ser hincha de otro equipo (‘El Che’ es hincha a muerte de El Nacional) al estar frente a 45.000 hinchas de Colón y casi nadie de Independiente?

No éramos ni 200 ecuatorianos, incluido cuerpo técnico y jugadores. Éramos un puñado, en realidad fue lindo porque la cantidad de gente ahí saturó las redes, se cayó la señal y todo mal. Pero sabes que yo mandé un par de textos a mi familia y de entre esos me llegó uno que decía: “te amamos papá, estamos pendientes, todo el Ecuador habla de ustedes, todo el país está conectado, han puesto pantallas gigantes en los barrios”, eso nos llenó de emotividad. Yo les acerqué a los muchachos y les dije que tenemos un estadio y un país encima, vamos a demostrar. Y fue tremendo, empezamos a cantar nuestra canción y la hinchada de Colón bailaba, pero cuando llega el coro “VAMOOOS INDEPENDIENTE, VAMOS A GANAR…” empezaron a pifiarnos. Pero no importa, nosotros felices porque sabíamos al menos que la gente escuchó el nombre del club y sabíamos que estábamos presentes.

Desde la final acá, ¿cuántas veces te has visto el video de la final de la Sudamericana?

Upa, yo me he visto varias veces, un montón. Creo que el primer fan de La Vagancia soy yo. Cuando estoy en el auto escucho mucho mi música, para ver en qué fallé, que puedo mejorar. Yo creo que soy recontra fan de mi banda, por eso la tengo tatuada. Además, te cuento que yo estoy detrás de los videoclips, entonces somos obreros de la música y el arte. En donde no decimos tal agencia me tiene que producir esto o tal empresa me tiene que hacer el disco.

La Vagancia
De entre sus tatuajes, David tiene marcado a Rumiñahui y el Che Guevara. Fotos: Adrián Gusqui.

¿Cuál es la clave no volverse loco tras en un mismo mes tocar en un cumpleaños privado, el Comité del Pueblo y la final de la Sudamericana?

Yo creo que tener los pies sobre la tierra siempre, hermano. Por ahí me decían que debería estar saltando de alegría o estar triste por estar acá y noff. Es el camino que uno sueña con la música y siempre saber que este es nuestro camino de vida y nuestro trabajo. Así como la cerveza, dicen que la espuma te sube un momento y después te baja. Uno tiene que mantenerse con la mente fría y calculadora porque cuando nosotros escribimos las canciones no sabemos lo que puede pasar. Mira que a veces hacemos inversiones que significativamente son grandísimas económicamente y no pasa nada y a veces hacemos una canción que por ahí me salió en una reunión mientras no escuchaba lo que decían y esa canción nos lleva a Paraguay. Por eso siempre les doy charlas a los muchachos que siempre mantengamos esa conexión con la gente, esa sencillez que tiene que ser un estilo de vida.

¿Qué es exactamente la Kumbia de barrio -con k-?

A diferencia de la cumbia tradicional esta cumbia habla más de las vivencias, de las realidades, quizás usa cosas transgresoras y cuenta cosas que no cuenta la cumbia tradicional, entonces nosotros usamos mucho el doble sentido y lo diferencia mucho de la tradicional. Además, esta cumbia es muy similar a la cumbia villera, que nace de las villas argentinas y obviamente habla de la realidad que pasa en esos barrios y obviamente acá tratamos de darle esa identidad ecuatoriana que hable con esa jerga de acá sobre lo que pasa en los barrios.

Háblame de sus influencias, sé que son Los Auténticos Decadentes y Los Caligaris

Yo creo que desde el año 92 o 93 escucho a Los Auténticos Decadentes y ha sido una banda de la que siempre he sido fanático, me encanta su propuesta, lo que meten con su música. También bandas como Los Fabulosos Cadillacs, Pericos y Los Cafres que han sido bandas que nos han encantado, pero pasa que cuando surge esto de la cumbia villera también nos gustó bandas como Damas Gratis o Pibes Chorros. Ahora que somos 11 quisimos sonar mucho mejor y de producir internacionalmente, se da la oportunidad de hacerlo con Los Auténticos Decadentes y Los Caligaris. Es increíble que bandas de las que hemos sido fans ahora podamos producir y hacer música con ellos, eso es un paso gigante.

Es extraño que una banda de cumbia produzca álbumes cuando la idea es lanzar sencillos, ¿por qué pasó esto?

Es durísimo. Mira, para la industria rockera es distinto. Cuando yo hablaba con la gente de los Decadentes me decía: “hermano, yo grabo discos, no quiero que lo tomes a mal, pero yo no te grabo promocionales o singles, yo te grabo discos”. Me explicó que para llegar a un estudio de grabación como es el ex Circo Beat de Fito Páez, donde grabamos y ahora se llama Romaphonic: “para que tú tengas a los músicos, más los sesionistas y reservar la sala, armado de batería, microfonía, seteo, TODO se me van casi tres días, para grabar una canción no tiene sentido.” Entonces para grabar ese tipo de producciones no resultaba grabar un solo tema.

La Vagancia
La asociación entre IDV y la banda surge luego del terremoto del 2016 en Ecuador, a raíz de un show de la banda en ayuda de Manabí. Fotos: Adrián Gusqui.

¿Se viene álbum para el 2020?

Sí, este diciembre vamos a lanzar el primer promocional del cuarto disco de la banda, vendrá con 12 temas que ya los grabamos. Lo grabamos nuevamente con Los Auténticos Decadentes en Buenos Aires.

¿Qué tan pendiente estás de la escena alternativa del país?

Acá hay una escena muy buena, buena producción musical, buena edición, buen material. Quizá por ahí no sé si se conserva mucho el asunto de pensar de que soy under y no se da ese paso de entender que la música es para todos. Al menos es lo que yo creo. Al momento de escribir una canción yo me imagino a la gente disfrutando y no me imagino a cierto estrato, a cierto movimiento o a cierto target. Y quizás eso me ha ayudado a entrar a lugares que para un under es difícil.

Finalmente, ¿qué le dijeron a Luis Fonsi cuando lo toparon en el hotel?

Le dijimos: “qué gusto brother que nos abras el show” (se ríe) No, nosotros…era reloco porque al ir desde acá de Ecuador como representantes y todo nos llevaron al hotel de la Conmebol, que es el hotel Bourbon, un hotel añiñadísimo. Es una brutalidad de hotel, imagínate que a cuatro habitaciones estaba Luis Fonsi, entonces estaba mucha gente pudiente y todo. Lo único que hicimos con Luis Fonsi fue tomarnos una foto porque estaba obviamente con guardaespaldas y todo. Era reloco, yo les decía a los chicos de la banda que nos ayuda que Luis Fonsi estuviese acá. Porque lo mediático que hizo Luis Fonsi fue tremendo, a nosotros nos ayudó bastante.

Luis Fonsi y La Vagancia
Luis Fonsi junto a parte de La Vagancia. Foto tomada de redes sociales.

Escucha acá a La Vagancia y su álbum ‘Alguien tiene que trabajar.