Noticias

La música de Chikaru: entre el cielo y la tierra

/ 29 agosto, 2019

Chikaru está próxima a lanzar "Astroblemas", el sencillo que dará más luz sobre su propuesta donde el pop es cómplice de la música andina.

Toda canción pasa por un ciclo para llegar a los oídos de quien la escucha. Maria Christina Kaiser, consciente de todo ese proceso desde que empezó su camino formal en la música, abrazó ese ciclo y quiso ponerle toda su energía de principio a fin. “Primero escribes y sientes que es lo más privado del mundo, hasta el vivo, donde estás ahí lluchitico frente al público. Lo uno sin lo otro no tiene sentido”.

Hace dos años creó Chikaru -palabra para libélula, en kichwa- y se volvió a encontrar con elementos que se complementaban. Uno de ellos fue precisamente el idioma kichwa, que al aprenderlo en clases con la maestra Taki Amaru, se juntó a la música suya y dio sentido a las palabras y a la cosmovisión que quería demostrar en sus canciones.

“En la cosmovisión andina tienes estas tres dimensiones: lo que está abajo de la tierra, la tierra y lo que está sobre la tierra. Las tres son la realidad. La libélula y los astroblemas, aunque están en el aire, están apenas encima de la tierra, conviven con ella”, dice Chris Kaiser al explicar los nombres de dos de sus primeras canciones.

“La Libélula” fue el primer sencillo y lo acompañó con un video (Maria Christina estudió cine en la universidad). Esa canción fue el despliegue para darse cuenta qué funcionaba, qué no, qué quería. Entre las certezas, supo que su proyecto tenía que ser una banda.

Actualmente, el proyecto está conformado por Maria Christina en el frente, Fernando Cilio en la guitarra, Mateo Jaramillo en la percusión, Alexis zapata en los vientos andinos, Andrés Egüez en el bajo y Simo Delgado en las voces. Toda la onda sale en el en vivo, “que es muy importante para nosotros”, cuando al ensamblarse, se conjugan las características de cada uno, para hacer que el público sienta la conexión.

Su música se despega de las corrientes que para ella “terminan siendo lo mismo, aunque parezcan alternativas”, refiriéndose al indie y otros géneros. Se hartó. Por eso su camino ha ido por el lado de la música tradicional latinoamericana, en una sutil mezcla hecha con intensas vetas de pop suave, coqueteos con ramajes electrónicos y letras sencillas que relatan sus experiencias de vida. Lo que siente, muchas veces convertido en símbolos e imágenes.

Así nace el siguiente sencillo de su lista previo al disco: “Astroblemas”. Esa palabra con que se denomina a las huellas que dejan los asteroides al chocar contra la superficie de un planeta.

Chikaru intenta formular su identidad para hacer una música que hable a su público. La experiencia en escenarios, la tiene. En 2015 participó en el concurso de televisión “La Voz” y recibió halagos de personalidades de trayectoria musical como Martha Sánchez y Coqui Villamizar. Hoy busca el camino en los sonidos andinos, sin desconocer su pasado, ni el que lleva por ser de aquí, ni el de sus ancestros alemanes.