Especial

Artista del mes: Ricardo Pita

6 diciembre, 2019

La vida de Ricardo Pita es una historia hecha de mezclas ecuatorianas. No es costa, sierra, oriente o las Islas Galápagos. Es todo un Ecuador en forma de persona, y últimamente, toda una Sudamérica

El ‘buentripeo’ (buena onda) es la palabra que lo hace y dice, su espíritu de músico lo ancla desde el 2013 a la vida musical ecuatoriana, cuando su única banda era él, su guitarra y un cajón peruano. Ahora incrementa su tribu en un nuevo disco en proceso, que va saliendo de a poco con nuevos sencillos cada mes. El disco se llamará La Casa Rodante, en honor a su esencia nómada por el mundo, que lo ha llevado a Brasil, Perú, Chile, España, Francia, Colombia y Argentina, resumiendo el concepto del disco en partir de un lugar a otro, incluyendo en cada parada a un músico en cada canción.

Si escuchaste el término ‘tripear‘ hace 5 años y se hizo eco en tu grupo de amigos, de seguro salió del hit de Ricardo: Canción para el resto de los días. Él nos cuenta: “es una canción que tiene mucho tiempo conmigo, con mi grupo de amigos era una manera de hablar muy nuestra (…) cuando éramos chicos era algo que sólo decíamos nosotros, decir ‘qué mal trip‘ era algo muy nuestro. Me acuerdo haber tenido esa canción hasta esa frase, también me acuerdo el instante exactamente de crear la frase, yo vivía en los Ceibos, en Olivos y tenía como salir desde la ventana hacia el techo y lo anoté en una hoja: ‘ya no hay mal que pueda maltripearme hoy’”

Sobre su inspiración en su look, el asunto viene de “ser natural o silvestre”. Pita recuerda que “desde que tiene 18 tenía la barba”. La “culpa” de los chalecos y mantener el aire original recae, desde su memoria, por su admiración a Los Beatles. Junto a esto la cuestión es saber si Ricardo Pita hace o haría hasta el fin de sus días música para bailar o llorar. “Sin duda alguna bailar hasta que te suden los pies”, responde. Su objetivo es que “la gente se lleve algo bueno de lo que yo hago, de que en los conciertos salgan sonriendo y feliz…esperanzada

Estos últimos días su nombre se ha visto envuelto en un lamentable hecho en el Aeropuerto de la Ciudad de México, donde Migración de ese país interrumpió su paso a la nación centroamericana, debido a una supuesta ‘alerta migratoria restrictiva’, la cual ha sido desmentida en las autoridades de la oficina de Migración en Ecuador.

Esto imposibilitó a Pita de participar en shows dentro de ese país. Él cuenta que “la noche de ayer (5 de diciembre) hizo público este percance y hoy ha tenido una repercusión grande. Se ha comunicado gente de cancillería y el ministro de cultura (de Ecuador) hizo también un comunicado y ha estado recibiendo mucha gente de prensa. Lo he hecho muy visible para que llegue a las autoridades en México; para que eso deje de pasar. Ahora estoy más que seguro que gente sigue encerrada ahí, es una situación terrible, pero creo que estamos llegando a los puntos indicados para que las cosas cambien y no le pase a nadie más. Yo estuve ahí 30 horas y es un infierno, había gente que estaba 5 días y eran condiciones terribles”.

Añade que “pude ver ahí dentro como el espíritu es inquebrantable. Porque ves una crueldad del lado de afuera de la puerta donde estamos encerrados, y hacia dentro mucha bondad, mucha gente dándose la mano. En ese momento me salió el espíritu de ayudar, de traducir a quienes no hablaban español», sentencia esta entrevista recomendandon fuerza y paciencia, porque en palabras de Pita «es duro».

Pero el profeta de la frase: “no hay mal que pueda maltripearme” le sigue haciendo honor a sus palabras, cueste lo que cueste.