Especial

Artista del mes: Método MC

1 julio, 2019

Compone, lanza rimas, colabora, samplea, rebota entre Cuenca y Quito. Método MC se ha posicionado como un rapero que crea sin límites. Empezó a hacer hip hop por casualidad y ahora, con autogestión a tope se toma los escenarios del Ecuador para disparar sus mensajes.

Si quieres, la haces. No hay mucha vuelta que darle. Si no sabes tocar un instrumento pero te da ganas de ser el baterista de una banda, aprendes y lo intentas. Si te dicen en el coro del colegio que no sirves para eso, cantas por tu cuenta; tal vez sin mucha melodía, tal vez aprendes a rapear. Si eres un chamo que no creció con papis melómanos que entiendan lo que significa la música para otros, qué importa. La entiendes tú, contigo.

Y un man cuencano en sus veintes, con todo eso encima, con la ciudad chiquita agarrándole los dedos de los pies, se fue un día hace como cinco años a vivir a Quito y se hizo Método MC. Quería dedicarse a la música. Se dedicó.

Un Cromo que no se repite

En 2019 Método MC encontró su lugar en la música ecuatoriana y es algo que venía trabajando desde tiempo atrás. Pero digamos, que este año dio tres pasos, con el lanzamiento de Cromo, el álbum brand-new con ocho temas gordos, intensos. Pero la lectura de este disco también nos deja entender lo que Método significa para sí mismo.

Entre ellas hay colaboraciones con personajes como Bardo José, Felipe Lizarzaburu (La Máquina Camaleón) y Pedro Bonfim (Lolabúm). Los de esa “otra cara de la escena” fuera del hip hop con los que Método ha hecho click y comparte escenarios y audiencias. En Cromo, intenta lanzarse al vacío sabiendo quién es, qué quiere decir, dejando de lado la noción de que el género es lo que lo guía. “Tratando siempre de que los otros caminos, los otros géneros sumen igual”.

Foto: Pancho Feraud

El disco salió de la emoción. De la idea de que “cada cromo es distinto”. “El efecto de los cromos es increíble. Los tienes, los compartes”. Y el concepto trascendió los formatos. Por soltar algo, la versión en físico incluye un cromo por cada canción.

En estos tiempos, Alberto Idrovo, también se dedica a la producción. En su estudio en Tumbaco, maquina sus proyectos personales junto con los de sus clientes y se construye. Aprende, aprende todo el tiempo. “Cada vez más. Pienso que soy el collage de full ideas que se me vienen a la cabeza. Cromo quizás viene también por eso”.

Hay samples, hay rima, hay ritmo, full. Y no hay nada puro. En algunas partes se siente el dub, los dejos de sus inicios en el reggae, pero en otros hay fisuras por donde entra el pop, el downtempo, el indie, el no-rap.

Foto: Cortesía de Método MC

Otra cosa. No underground

«Ya lo dije, no hago rap, yo hago música pa’ el que quiere y escucha.» 
_de Estilo Ninja

“No necesariamente quiero ser considerado un artista de rap. El hecho de tener el MC te encasilla, pero quiero que mi música demuestre lo contrario. Que puedo rapear sobre un beat que no suena propiamente a rap”.

Dentro del hip hop ecuatoriano, su música probable no calce tal cual. Con el tiempo lo ha digerido para que esa lógica juegue a su favor. “No quiero que me consideren underground, sino que cuando escuchen lo mío, digan que está bien hecho”. Desde sus tiempos en Cuenca y viendo que no era recibido en el círculo de la música que le gustaba, llegó a la conclusión de que encajar es lo que menos le importa.  “Yo no me voy a quedar, yo voy a hacer lo que me dé la gana. Soy Método”.

.