Reseñas

Aurora Alex Eugenio

/ 9 agosto, 2018

Un disco que parece salido de una colección de vinilos de un amante de La Fania All Stars o de los Novos Baianos.

En septiembre del año pasado, un tema llamado “Corazón Abandonado” le trajo algo nuevo a la escena independiente ecuatoriana, que quizás estaba -hasta ese entonces- sobrecargada de indie rock. Esa canción, “Corazón Abandonado”, abría con una intro de guitarra bolerezca y un “bom, bom, bom, bom” tarareado pegajoso. Se trataba del músico guayaquileño Alex Eugenio, a quien después conoceríamos con el alias de “El Romántico de La Perla”. Él trajo algo novedoso, pero que parece inspirado en los temas de antaño: románticos, puñaleros, como para escucharlos con un shot de aguardiente o de caña en la mano.

A Alex Eugenio lo conocimos vestido con un traje blanco, zapatos elegantones, usando gafas en la noche, con el cabello risado y una botella de trago fuerte en la mano, al puro estilo lagartero. Acompañado solo con su guitarra de palo, dio un ‘one man show’ en un venue quiteño en el que brillaban canciones salseras onda “Amándonos los Dos” y otras claramente inspiradas en la bossa nova y en las tonadas del disco Acabou Chorare, de los Novos Baianos, como “Yo-A-O” (¿un guiño a Joao Gilberto?) y “Compañera”. “Poco Casual”, por otro lado, tiene muchísimo del son cubano. Alex Eugenio, también, es super fan de Ibrahim Ferrer. Una vez lo escuchamos en Guápulo haciendo un cover de “Cómo Fue” y lo supimos.

Cuando Aurora nació, en junio de este año, Alex Eugenio dijo que quería regresarnos al tiempo de nuestros abuelitos. Hacernos recordar cómo eran esos amores: pasionales, quizás más inocentes; amores de las cartas románticas y las serenatas de balcón. Todo eso vibra en Aurora, pero con un toque de modernidad y una que otra guitarra eléctrica que tiene tonadas azules, suavecitas, como brisa marina.

220v musica, aurora, alex illingworth, adriana gomez

Una canción que está presente dos veces en el disco (con su lado A y B) es “Amándonos los Dos”, una invitación a que no se acabe la alegría: “que no, que no, que no, que no se acabe nuestro amor” canta, alegre, Alex Eugenio. También cita a Raúl Molina, icónico batero ecuatoriano, y delata la camaradería entre músicos que “El Romántico de la Perla” se permite compartir a través de sus letras.

Aurora es un disco para escuchar solo, pero mejor acompañado. Bailando pegaditos y sonriendo. Alex Eugenio le canta a la alegría, a los colores latinoamericanos, a la playa, a los atardeceres, a lo bacán que se siente ser de Ecuador, pero también de todos lados. Rinde homenaje a la música latinoamericana de la era dorada: La Fania, nuestro Julio Jaramillo, Los Panchos, Buena Vista Social Club. Aurora es como un recorrido sonoro por Brasil, Ecuador, Cuba, Uruguay… cargado de baile aquí y baile allá, adobado con romance y macerado con caña manaba, pero que no nos deja con resaca sino con ganas de más.

Te recomendamos: “Corazón Abandonado”, “Poco Casual” y “Amándonos Los Dos”.