La Escena

5 bandas nos contaron de esas canciones que los movieron

/ 5 julio, 2019

Qué canciones y bandas hicieron que para estas agrupaciones ecuatorianas la vida fuera mejor, y su música, más suya.

Todo grupo se hace grupo porque comparte cosas que le gustan. Así como entre amigos tenemos nuestra playlist, las bandas también se movieron por esos gustos y esas bandas que los identificaron alguna vez, que las juntaron para tocar, que coverearon, que inspiraron sus canciones propias.

Cinco bandas de la escena nos hablaron de sus anécdotas. Algunas, sabidas. Otras, raras conexiones de no creer. Chequeen esto:

3vol

Estos muchachos son conocidos por su ímpetu funkero, con energía rock’n roll. Se van por los caminos de la fusión y ayudados por un performance sobre el escenario que transpira locura. Para el Jordan Naranjo, bajista y vocalista del power trío, una canción clave para el camino de la banda es ““Avisos Clasificados” de Sal y Mileto. “Cuando les conocí al Steven y al Zack, me marcó a mí porque no habíamos tocado nunca antes juntos, y esa fue la primera canción”. No es sorpresa que Sal y Mileto es importantaza para 3vol, partiendo de que su baterista fundador, el Zack Icaza es hijo del fundador de los Mileto, del Igor.

Hay full bandas como Rage Against the Machine o Pantera que los movieron también. Pero por ejemplo, una que les dio inspiración para que se sostuvieran como trío es Primus, “un trío increíble con fusión de funk y rock”. Y de ahí en la actitud, le deben harto a Mike Patton. Pónganle énfasis a uno de sus proyectos más particulares: Mr. Bungle. Más énfasis a California, el álbum que repitieron y repitieron y que hoy es pieza importante para pensar en el sonido de 3vol.

De ahí, hay otros temas, como “En qué bus vas vos ve” cuya base del groove es la onda de un artista que va por ooootro, lado, Emimem. “Esas cosas siempre pasan en la banda. En el génesis de la treboleada”, dice el Jordan.

Alkaloides

La banda de Quito hace rato que no saca nuevo material, pero ya va, calma, están a punto de sorprendernos. A pesar de que el último disco ¡es de 2014! todavía hacen bailar a marejadas de personas con su feelin’ pop entre el new wave y el dance. ¿De dónde se sacaron esos sonidos? Y pues, hay algunas bandas que los movían a los cinco chicos en esos tiempos.

“Una de las influencias más significativas para la banda, en especial para armar el primer disco, se llamaba Gossip. Una banda que se dedicaba a cantar canciones un poco new wave”, cuenta Charlie Espinosa, el frontman alkaloideano. De ahí tienen en su lista otras súper en esa onda muy Joy Division, movida madrileña. “Eyaculación Post-mortem, Eskorbuto, ese tipo de bandas punk en los 80 en Madrid también escuchamos mucho”.  Y no olvidemos, su toque garage que los caracteriza hasta hoy. “Principalmente hemos girado a hacer cosas experimentales como que el sonido del disco suene crudo, como de garage. Entonces otra banda que nos influenció fue The Cramps, otra banda súper garajera”.

Ahora, el nuevo disco advierte, como es natural, cambios en la cuesta. Sonidos más frescos, un poco más de psicodelia y por qué no RnB.

Letelefono

El carácter de la banda frontal, transparente, sumado al carisma del Leo Espinoza, su vocalista y creador principal, nos dan razones para pensar que lo que hace y ha hecho Letelefono es producto de absorber, probar, divertirse haciendo canciones. “Yo soy ultra copión. Todo lo que me gusta, me gusta sintetizarlo en una canción”, cuenta el Leo.

Habla de su música con el cariño con el que otros hablan de sus mascotas o sus bebés. Y algo importante de todo lo que dice es que la banda está hecha a punta de sensaciones. “Es basada en sentimientos fuertes, montañas rusas emocionales”, y es en esa construcción cuando la fuerza de las canciones que escuchan le da más forma.

Vamos por partes. Porque en su caso, sin tabúes, cada canción resulta de la sensación que le generaron otras. Otras de bandas recurrentes, como Pulp, Weezer, Talking Heads, “bandas que medio pueden expresar el lado raro de la vida”. Ahí pongamos a “Edificios” del ep homónimo de 2016. “Solo puedo pensar en la canción de Talking Heads “Don’t worry about the government” o “Love goes to building on fire””, cuenta.

Canciones posteriores como “El Sol” se inspiran también en bases raras. “El Sol” fue compuesta por todos en base a “Star” del disco Ziggy Stardust de David Bowie. Y otra, más obvia, “La visita de Harrison Ford” es copiada de “A whiter shade of pale” de Procol Harum, una canción de la que sacan su icónico arpegio.

Y así, la lista continúa. “Amigos tacaños” es inspirada en la música comedia a lo Flight of the Concords, a lo “You don’t have to be a prostitute”; “No todos los peces van al cielo” quiere ser una canción de Nick Cave, puede ser “Push the sky away”, con un sample del clásico latinoamericano “Volveré”, de Diego Verdaguer.

“Lapras” es una copia casi directa de la canción “Fight Test” de The Flaming Lips. “Siempre me gustó esa sonoridad medio tambaleante que tiene, medio japonesa, pero a la vez muy emocional”, dice el Leo. Y “La isla misteriosa” tiene partes de “Inconsciente colectivo” de Charly García, y hasta aires de la música de “Step” de Vampire Weekend.

También se inspira en otras no tan lejanas. “Avión” de Lolabúm y en general el álbum Tristes Trópicos, es referencia para hacer canciones del último disco de Letelefono —El amor existe—, como “Cara de titán”, por el aire ‘bossanóvico’, que tiene.

Les Rat

Ellos son pura influencia del rock de los 90. Grunge como Alice in Chains, Nirvana, Blind Melon, Jeff Buckley, Red Hot Chili Peppers. Coinciden en que “Roosters” de Alice in Chains es una canción importante para todos los Les Rats. Cada uno en distintas épocas había escuchado este tema, pero un día coincidieron. “Desde que el baterista tocaba la parte inicial y terminamos tocándola todos”, cuenta Edwin Jarrín, justamente el batero de Les Rat.

““Rooster” tiene eso que buscamos en la banda, que es llegar a una armonía rock en la banda. Ir desde las composiciones armónicas hasta una parte en la que la audiencia sabe que se viene un grito, la distorsión gorda”.

También “Bulls on parade” de Rage Against the Machine es un reflejo de lo que ellos siempre han querido para su banda.

Coinciden por los inicios fuertes, “y por los riffs de guitarra secuenciales súper marcados”. Esta también ha influenciado unas ideas de nuevas canciones que salen en un par de meses. Les Rat tienen cierto apego por canciones con contratiempos. De Led Zeppelin, por ejemplo, “Whole lotta love” o “Kashmir”, aunque no es precisamente una banda noventera.

Niñosaurios

“Cuando estuvimos haciendo el disco Todo el Universo, sí tuvimos ciertas influencias directas”, cuenta Victor Andrade, vocalista de la banda. A la hora de mezclarlo en particular. Una agrupación que les cambió un poco la vida fue Blond Redhead, hasta ahora una de las bandas favoritas de Víctor. De su disco Melody of certain damaged lemon, amaron “In particular”.

El Tiny Music de Stone Temple Pilots fue el disco que más influenció el Todo el Universo al rato de la mezcla. De ahí, “Big bang baby” es un tema del disco que los identifica mucho, por la psicodelia, con pasajes más cinematográficos, pero igual con guitarras distorsionadas.

Una influencia muy de Víctor, la que siempre vuelve, la que siente que “todo el mundo debe escuchar en su vida” es “Construcción” de Chico Buarque. Víctor es quien llevaba las canciones a los ensayos y esta siempre estuvo alrededor suyo al rato de componer para Niñosaurios. Y por último, otra que funciona como un pilar para ellos es “Because” de los Beatles. “Es brillante y el dato de las voces de esa canción, que nos influenciaron desde pelados, fue influencia para ese lado muy coral, muy a lo Queen, muy a lo Beach Boys”.